La paciencia…

Cuando somos niños somos pacientes, muy pacientes. Aprendemos muchas cosas de pequeños por esa paciencia que tenemos y esa capacidad de concentrarnos en el momento presente.

Conforme vamos creciendo, vamos perdiendo esa paciencia, sustituyéndola por prisas, presión por lograr, presión por aparentar y tener. La paciencia se vuelve algo rarísimo en la vida de los adultos, todo lo queremos rápido.

En mi vida he aprendido que la paciencia se puede recuperar, de hecho es algo que nace después de sanar heridas del pasado, después de aprender sobre tus emociones y honrarlas, después de aprender a practicar la compasión contigo y con los demás. Cuando te empiezas a entender y te ves como el ser imperfecto que eres, y aún así te amas, te aceptas y le sigues trabajando en ti. Ahí nace la paciencia otra vez.

Cuando eres paciente contigo mismo, sin problemas eres paciente con el mundo. No dije laxo o permisivo, dije paciente. Paciente es esa capacidad de comprensión que nace de entender que todos queremos lo mismo: sentirnos en paz, sanos, protegidos y amados incondicionalmente.

Con cariño

Ana Haro

anaharo.com

#anaharomyjourney #myjourney_ana #meditación #mindfulness #amor #compasión #mamámindful #mamáZEN #soymamá #soymujer #maternidad #crianza #parenting #consciousparenting #crianzaconsciente #atenciónplena #emociones #vivepresente #viveconsciente #viveFeliz #paciencia

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s